Se trata de que, por un tiempo, en la escuela, en el aula, el infantil sujeto se olvide de todo aquello que se visibiliza en la dimensión plana de la escritura: se olvide de los puntos, de las comas, de la ortografía, de los sustantivos, adjetivos y pronombres. Que traspase ese plano para zambullirse en una dimensión más profunda, para que pueda vivenciar la experiencia que supone el traspaso de una frontera. Que pueda sentirse parte de ese territorio explorado en la medida en que “algo” le viene a tocar su cuerpo, haciéndolo vibrar, sacándolo de un sueño en el que se encuentra posiblemente perdido: “su propia vida”.

Ana Bloj

12 oct. 2011

¿Qué es un dispositivo?


Construyendo un dispositivo

Equipo de Voluntariado 2010
 Cátedra Ps. Educativa II. Facultad de Psicología. UNR

       
 ¿Porqué dispositivo?

Muchas veces utilizamos el concepto de dispositivo para llevar a cabo actividades o formalizar un trabajo desde nuestro lugar.

Para nosotros, la construcción de un dispositivo, es una posibilidad de generar, articular e intervenir entre los participantes, ya que provee de, distintas nociones conceptuales que nos fuerzan y nos forzaron pasar de una teorización a una praxis. Visibilizar, dar lugar, nombrar, asumir en primera persona para poder trabajar en el campo o territorio en el cual nos desplazamos.

Al investigar, rastrear el origen de este concepto, nos  encontramos con las concepciones que ha llevado a cabo M. Foucault, así como también G. Deleuze. Estos dos autores nos permiten pensar de qué manera un dispositivo es posibilidad o no de construcción en nuestra práctica.
Si para Foucault, el dispositivo es todo aquello que sostiene o conforma, con sus elementos, la vida cotidiana de un sujeto, a saber:

“… en primer lugar, un conjunto resueltamente heterogéneo que incluye discursos, instituciones, instalaciones arquitectónicas, decisiones reglamentarias, leyes, medidas administrativas, enunciados científicos, proposiciones filosóficas, morales, filantrópicas, brevemente, lo dicho y también lo no-dicho, éstos son los elementos del dispositivo. El dispositivo mismo es la red que se establece entre los elementos.”[1]

Para Deleuze, el dispositivo se nos muestra como una suerte de red, líneas que constituyen un circuito de vida:

“las dos primeras dimensiones de un dispositivo, o las que Foucault distingue en primer término, son curvas de visibilidad y curvas de enunciación. Los dispositivos..son máquinas para hacer ver y para hacer hablar (...) cada dispositivo tiene su régimen de luz, la manera en que ésta cae, se esfuma, se difunde, al distribuir lo visible y lo invisible, al hacer nacer o desaparecer el objeto que no existe sin ella.”

 Entonces, el dispositivo, con sus características, nos permite formalizar todas aquellas nociones, coordenadas, líneas para abordar y elaborar con otros, en un común, nuestro hacer. Este dispositivo, además de visibilizar, denotar, es un sí mismo una invitación de participación colectiva. No es una herramienta, la cual, nosotros elaboramos, para llevar a cabo una determinada intervención, sino, por el contrario, es con el dispositivo, que se genera un encuadre de trabajo, donde los implicados, convocados, interpelados participan de una manera activa en concretarlo.




Bibliografía:

Foucault, M.: Saber y verdad. La piqueta. Madrid. 1991
http://royalcaute.blogspot.com/2008/08/qu-es-un-dispositivo-gilles-deleuze.html 
Yoel, G. (comp.) “Pensar el cine. 1” Manantial. Bs, As. 2004





[1] M. Foucault. Saber y verdad. La piqueta. Madrid. 1991
[2] En: Yoel, G. (comp.) “Pensar el cine. 1” Manantial. Bs, As. 2004

No hay comentarios:

Publicar un comentario